martes, 28 de enero de 2014

20 DÍAS y un regalo

¡Hasta que terminé de dibujar el segundo número de "Mamarracha" (que puedes ver aquí)! Estos días han sido bastante agotadores y todo porque monster está dando sus primeros pasos, así que fue necesario tomar algunas resoluciones para poder avanzar en el trabajo y hacer rendir el tiempo en que el monstruillo le está dando descanso a sus pies. 

Además del cómic estuve trabajando en un pequeño libro que irá adjunto, de regalo, en la versión en papel de Mamarracha. Ridículamente, aunque había terminado ya el cómic no podía avanzar en el adjunto. Me demoré mucho más de lo presupuestado, pero por lo menos mantuve mis plazos.

Esta es la contratapa del Libro Secreto.

jueves, 16 de enero de 2014

Trozos de Cómic

Pequeños tiempos y pequeños avances en el segundo número de Mamarracha. Me propuse horarios para ir avanzando en ese proyecto e intento cumplirlos, aunque con un monster en casa es difícil programarse, por más que exista la "rutina". A ponerle ganas no más (no queda de otra, jejeje).


miércoles, 15 de enero de 2014

Pájaros y Personas


 Esto iba ser un libro que ya no fue porque en vez de ser libro fueron stickers, que más que stickers parecían estampillas, así que ya no hay más vueltas que darles. 





lunes, 6 de enero de 2014

Mamarracha





Cuando supe que estaba embarazada pensé inmediatamente en hacer un cómic para plasmar mi "experiencia" dado que JAMÁS tuve ese anhelo que tienen otras mujeres por ser mamá. En verdad, encontrar a alguien a quién pudiera soportar por más de 24 horas ya me parecía difícil, así que verme viviendo en pareja, casarme, tener un hijo y todo eso ha sido como... sorpresivo, por más calculado y pensado y repensado que haya sido todo. Si nunca llegué a imaginarme como una vieja sola viviendo en una casa gigante llena de gatos es porque uno, no me gustan los gatos, y dos, ni siquiera soy capaz de imaginarme un futuro personal. O era, porque ahora sé que cualquier cosa puede cambiar. Bueno, siempre lo supe en realidad, pero ahora es más una superverdad. Pero sin irme más por las ramas, la idea del cómic surgió desde el principio porque no iba a ser fácil transformarme en mamá. Yo no nací para esto. Nunca jugué con muñecas, nunca traté a mi hermano chico como a un hijo, nunca me enternecieron las guaguas y nunca encontré más lindas que nunca a las viejas embarazadas. Invertí mi tiempo más bien en hacer cosas varias que cultivaran mi alma de ñoña. Igual, ahora sé que tan ñoña no soy porque jamás pensé en ponerle a mi hijo ni Kal-El, ni Conan, ni Marv, ni Corum, ni siquiera Rukawa; nada de eso pasó por mi mente, sólo había inquietud, esperanza y algo de temor en lo que vendría, en lo que viene y en lo que estoy y me gustó mucho la idea de ir haciendo un cómic en que el guión se hace solo. 
Lo comencé a hacer en una croquera que me regaló el Felipe y fui poniendo cosas más bien personales, puesto que el cómic era de mi para mi y pasó que por primera vez en la vida, ¡en la vida!, me dieron ganas de mostrarle la cuestión a otras personas, y de repente me atreví a imprimirlo, armar un librito y venderlo en la Feria del Cómic de la Plaza Brasil. Se fueron todos los ejemplares que hice, que realmente no fueron muchos porque tenía fe en nivel 0. Así que después de pensarlo me armé un blog y subí lo hecho mientras termino lo que queda por hacer con la esperanza de continuar rigurosamente. 
Estoy contenta porque ayer subí las imágenes del librito que hice, así que si quiere visitarlo, echarle una mirada aquí tiene el links:



Franklin

A la vuelta del paseo de ayer hice esto, y mentí, no sólo me compré esas cosas, también un cómic de Gimenez que se llama "Nosotros los Héroes". Tan seco que es Gimenez.