viernes, 28 de agosto de 2015

El tiempo pasa

     Hoy estuve de cumpleaños, cumplí 31 años.

     Antes, cuando era más chica me angustiaba mucho cuando iba a estar de cumpleaños, no por estar más grande ni por envejecer, o crecer o por hacer el cambio de folio como dicen (me da risa esa cuestión), sino porque era una tortura recibir los saludos cumpleañeros, uno, porque yo no me acuerdo del cumpleaños de nadie, DE NADIE, ni siquiera del mío, porque los cumpleaños son números y todos saben que los dibujantes y los números no se llevan bien. ¿No lo sabías? Ah... revisa wikipedia, apuesto que sale eso! Pura ciencia exacta.

     Y bueno, ahora que existen en mi vida esas dos personas con F, me he acostumbrado por la razón o la fuerza a las demostraciones constantes de amor verdadero, así es que ya no me angustia que me saluden o que me demuestren cariño, y eso es bakán.

     Y si quiero representar el paso del tiempo... creo que este dibujín le hace justicia a eso del antes y el después.


jueves, 27 de agosto de 2015

Vilustrado y El Comienzo

     Estas fueron las imágenes que mandé al concurso y que me llevaron a conocer a todos los ilustradores bakanes que conocí y a vivir todas las experiencias que viví por allá por Valladolid. El tema era "El comienzo".

     Gracias a Óscar del Amo y a Natascha Rosenberg pude volver a ver estás ilustraciones. ¡Hice tan rápido todo que mandé los originales sin sacarles ni una foto al resultado final ni haberlas escaneado! Pero bueno, aquí están.

El trabajo de Óscar pueden verlo aquí:

Y el de Natascha acá: 





miércoles, 26 de agosto de 2015

Jugar a escribir

     Desde hace un tiempo que estoy colaborando con el blog de Renata Ruiz escribiendo una columna y haciendo una ilustración para la misma columna. Ha sido un desafío super interesante, ya que es un blog de temas variados (hay harta cosa médica metida entremedio) aunque supongo que mucha gente llega por el tema de la belleza femenina (lea belleza femenina con tono glamoroso, pero no de verdad... así como jugando) y digamos que ese tema y yo no somos muy amigos, pero bueno, la columna se trata de abordar temas más cotidianos y de generar conversación virtual y han sido cuáticas algunas de las cosas que han escritos las seguidoras del blog en los comentarios. Lo único que me ha costado un poco es que a mí me gusta escribir como hablo, y no sé si estoy hablando mejor o estoy escribiendo mal, pero a ratos siento que me pongo muy latera y allí empiezo a darle vueltas a la cuestión sin saber mucho para donde ir. Bueno, tampoco nunca he sido tan buena para mostrar lo que hago, así que supongo que es la falta de práctica y la poca experiencia. ¿El remedio? Darle padelante no más e ir viendo como voy cambiando mi super vocabulario y voy expresándome un poco mejor.

     Estas son las ilustraciones que hice para las tres primeras notas. Y este también es un tema, porque había pensado hacer unas imágenes tipo cuestión de modas (así como para ir en la onda del blog) ¡pero no me gustan! Porque claro... no me representan, pero creo que eso también es parte de este proceso de ir adaptándose a otros y de ir cachando cómo hacer las cosas. La última columna (que aún no sale) las he ilustrado con mas corazón y allí veremos como va la cosa.






martes, 25 de agosto de 2015

Hoy


     ¡Pucha que había tenido botado este blog! El blog y facebook, instagram... y todo en general. De alguna forma muy extraña en este tiempo por fin he encontrado el "equilibrio mental" que necesitaba, cosa que suena muy mística pero es sólo una expresión exagerada para decir que por fin pude armarme una rutina y por fin encuentro los tiempos para hacer todo lo que quiero hacer.

    El primer gran cambio es que ahora ya no trabajo en mi casa, comparto un hermoso y acogedor taller con la talentosa Karina Cocq, y ha sido super bueno. Pensé que me iba a costar un poco dibujar estando acompañada o con personas cerca, pero resultó que finalmente no soy el hombre de las cavernas y pude hacerlo de lo mejor... bueno... también influye que me pego un pique por todo Santiago para llegar al taller así es que mínimo tirar un par de rayas, para que valga la pena digo yo. Y bueno, en la Casa hay más ilustradores y es super inspirador ir viendo como van abordando sus propios proyectos.

     ¡Estoy muy feliz y de tener tiempo otra vez y así de a poco voy sumándole más y más cosas por hacer, como actualizar más seguido por ejemplo!