martes, 25 de agosto de 2015

Hoy


     ¡Pucha que había tenido botado este blog! El blog y facebook, instagram... y todo en general. De alguna forma muy extraña en este tiempo por fin he encontrado el "equilibrio mental" que necesitaba, cosa que suena muy mística pero es sólo una expresión exagerada para decir que por fin pude armarme una rutina y por fin encuentro los tiempos para hacer todo lo que quiero hacer.

    El primer gran cambio es que ahora ya no trabajo en mi casa, comparto un hermoso y acogedor taller con la talentosa Karina Cocq, y ha sido super bueno. Pensé que me iba a costar un poco dibujar estando acompañada o con personas cerca, pero resultó que finalmente no soy el hombre de las cavernas y pude hacerlo de lo mejor... bueno... también influye que me pego un pique por todo Santiago para llegar al taller así es que mínimo tirar un par de rayas, para que valga la pena digo yo. Y bueno, en la Casa hay más ilustradores y es super inspirador ir viendo como van abordando sus propios proyectos.

     ¡Estoy muy feliz y de tener tiempo otra vez y así de a poco voy sumándole más y más cosas por hacer, como actualizar más seguido por ejemplo!





2 comentarios:

  1. oh que hermoso!!
    me gustaría conocerlo algún día!! :3 tener un lugar donde poder trabajar tranquila es lo mas provechoso de la vida felicidades!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es super provechoso! El cerebro sabe que si uno está allá es porque hay que producir!

      Eliminar